jueves, 11 de octubre de 2018

2nd TeCoLa Seminar on "Gamified Intercultural Telecollaboration for Foreign Language Learning"

Ana María Dorado, English Department


On Wednesday, the 19th of September, it took place the 2nd TeCoLa Seminar on "Gamified Intercultural Telecollaboration for Foreign Language Learning" at Bordeaux University (France).

Many face-to-face and online participants registered at this event, specially teachers who wished to make themselves familiar with the pedagogical potential of intercultural lingua franca exchanges in the TeCoLa Virtual World.




Ana María Dorado Sanz, from de English Department at IES L'Eliana, registered online and attended the online streaming of all the presentations.

 


 














The seminar offered information and hands-on experience about learning stations at which students of different cultural backgrounds can meet and communicate in pairs or small groups while using their common target language (English, French, Spanish, or German) as a pedagogical lingua franca.

This was the programme:

14.15 – 14.30: TeCoLa Presentation (Kristi Jauregi).
14.30 – 15.00: Gamified telecollaboration paths in the TeCoLa Virtual World (Petra Hoffstaedter and Kurt Kohn).
15.00 – 15.20: A teacher showcases her experience with telecollaboration (Corien van den Broek-Lammers).

15.45 - 17.55: Parallel Workshops: Exploring gamified telecollaboration in the TeCoLa Virtual World.
18.00 - 18.30: Roundtable: Meaningful and enjoyable tasks for intercultural telecollaboration. Feedback and questions from the audience.

In the school year 2018/19, the TeCoLa project will increasingly support intercultural foreign language exchanges in pairs or small groups in the TeCoLa Virtual World. The TeCoLa team is currently developing learning station tasks covering a variety of topics in the target languages: English, French, Spanish, and German and teachers will be able to adapt learning station contents to the learning needs and goals of their students.

Descriptions of learning station tasks and of other task types can be found on the project website (www.tecola.eu) in the TeCoLa OER section under “English Tasks” and more task descriptions for the other target languages will be available soon.










viernes, 6 de julio de 2018

Seis profesores del IES L’Eliana se jubilan



   Con el final del curso, seis profesores del IES L’Eliana han alcanzado su jubilación: Maria Carme Arnau, del departamento de Orientación, Alfredo Carbonell, de Física y Química, Rafael Cardós, de Matemáticas, José Vicente Enguídanos, de Fabricación y Montaje de instalaciones eléctricas, Inma Mondría, de Matemáticas, y Consuelo Sánchez, de Latín.



   Unos llevan muchos años en el Centro, incluso desde su creación hace 37 años; otros se incorporaron más tarde, pero todos han tenido una larga trayectoria docente y han dejado una huella perdurable en sus alumnos y compañeros.


   Desde el claustro de profesores del instituto queremos decirles que les vamos a echar de menos y que les deseamos que disfruten mucho en esta nueva etapa que ahora comienzan. 





   Durante el acto de despedida se les hizo entrega por parte de Dirección de un recuerdo de todo el profesorado y los jubilados correspondieron con la simpática canción Ens jubilem! y una “picaeta”. 












   La profesora Maria Carme Arnau, psicopedagoga y poeta, recitó este poema, compuesto para la ocasión:











                                                   Amb una estima inabastable
                                                   Maria Carme Arnau, Alfredo Carbonell,
                                                   Rafa Cardós, José Vicente Enguídanos,
                                                   Inma Mondría i Chelo Sánchez 



TOT COMENÇA DE NOU


No sé quants camins
ens queden per recórrer,
per fer reviure l’espurneig dels ulls,
el record d’aquest temps
en les fulles dels paisatges
o la pluja murmurant contra els finestrals.

Tornar a mirar les classes,
les cares rosades, els llibres...
aquest somriure que restarà ací.

No sé si algun dia parlareu de nosaltres
d’aquest ofici d’un artesà mut,
de les lletanies d’aprenentatges,
o d’aquells arquitectes que construïen futurs.

No és gens fàcil anar-se’n amb la remor
de les converses a la sala dels companys.
Apagar l’espelma i cercar altres senders,
pujar estrelles més altes,
i oblidar el rastre del temps vençut,
sense que l’aire pese damunt les parpelles.

Però, tot és matèria de adéu,
pàgines invisibles, estimes que resten en el cor.
Vos hem estimat i hem estimat el treball.

El més important del pas pel centre,
el gest de les vostres mans obertes,
aquells murmuris de tranquil·litat,
i la lluita incansable pels alumnes.

No és fàcil anar-se’n, amb el sentiment
que resta molt per fer
i amb una mirada que voldrien haver fet més.

La vida, mes enllà de l’escola,
d’aquest món petit, massa petit,
torna a començar. 


                                                                                Maria Carme Arnau i Orts






lunes, 21 de mayo de 2018

Cinco alumnas del ciclo de Atención a la Dependencia finalizan sus prácticas en Francia a través de Erasmus+

Experiencia, práctica profesional y un intenso aprendizaje del idioma. Esta es solo una pequeña parte del equipaje que cinco alumnas del IES L´Eliana han traído de Francia de su periodo de prácticas profesionales a través del programa Erasmus+. Las alumnas Elda Santana, Anna Romero, Ángela Silvestre, Noemí Mauro y Luna Garrido acaban de regresar de Montbrisson (Francia), donde han realizado más de 200 horas de formación práctica para completar sus estudios del Ciclo Formativo de Atención a Personas en Situación de Dependencia.



  
Las alumnas han sido acogidas por el Lycée Jean Baptiste d'Allard, socio del IES L´Eliana desde hace cuatro años. Allí han desarrollado sus prácticas formativas en dos residencias de ancianos y un centro de día, donde han realizado tareas de cuidados básicos, asistencia sanitaria y animación y organización de actividades.

   Dos alumnas más, Gissela Abarca y Sara Martínez, han permanecido en la localidad francesa hasta la finalización de la totalidad de sus prácticas, el día  17 de mayo. 

   Las participantes en este proyecto K102, destinado a financiar las prácticas en el extranjero de alumnado de ciclos formativos, han valorado muy positivamente esta experiencia, que no solo ha profundizado en su formación profesional, sino que también ha contribuido a reforzar su madurez, autonomía y su crecimiento personal.


El IES L’Eliana en los medios franceses

La llegada de las alumnas del ciclo formativo de Atención a
Personas en Situación de Dependencia del IES L’Eliana fue
 noticia en el periódico local de Montbrisson.


lunes, 14 de mayo de 2018

Dubbing Workshop for 1st of “Bachillerato”



Last Tuesday 8th of May, the three 1st of “Bachillerato” groups at L’Eliana Secondary School enjoyed an interesting and amusing activity in their English lessons: the Dubbing Workshop (Taller de Doblaje en Inglés) under the enthusiastic direction of the dubbing actor and director, Francesc Fenollosa.




This activity was subsidized by the school AMPA and it was free for all the students.

Have a look at these photos and video recorded in 1st of Bachillerato English classroom:











lunes, 7 de mayo de 2018

Celebración del Día del Libro en el IES L'Eliana


El día 23 de abril se celebró el Día del Libro en el IES L'Eliana con una serie de actos culturales y talleres. Desde primera hora de la mañana en cada clase se dedicaron los primeros minutos a la lectura de obras literarias, propuestas por el profesor o por los alumnos. Así, se leyó el comienzo de algunas obras o fragmentos especialmente interesantes o algún poema.




Entre las 11.20 y las 13.10 horas, tuvieron lugar los talleres de marcapáginas, de máscaras, de cómics digitales, de rosas y de juegos de mesa. También a esa hora los participantes en el recital poético Mujeres poetas se reunieron en la Sala de Usos Múltiples del centro. Se leyeron textos, por parte de alumnas y alumnos, en las distintas lenguas que se imparten en el instituto: griego, latín, francés, inglés, valenciano y castellano, de autoras de todas las épocas, desde la griega Safo, pasando por la comtessa de Dia o sor Juana Inés de la Cruz, hasta las poetas más actuales, como Ana Rossetti, Maria Mercé Marçal, Jhoana Patiño o Rupi Kaur. Maria Carme Arnau, profesora y poeta, recitó algunos de sus poemas y el profesor Paco Moreno cantó dos composiciones musicadas por él mismo.






















La jornada terminó con la entrega de premios de los distintos certámenes: el de carteles, organizado por la AMPA del instituto, el de las Trobades en valencià y el del XV Concurso literario Día del Libro, organizado por los departamentos de Valencià y Castellano.


jueves, 8 de marzo de 2018

El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

Amanda Domingo, 3º ESO

El día 8 de marzo es el Día Internacional de la mujer, un día en el que se conmemora el papel de la mujer en la sociedad. Este año las mujeres han decidido hacer huelga para que los hombres sean conscientes de las injusticias que sufren solo por ser mujeres.

La fecha del 8 de marzo conmemora ese día de 1909, cuando 129 empleadas de la fábrica textil Cotton de Nueva York fueron asesinadas al prender fuego su propio dueño a la fábrica mientras todas ellas estaban haciendo una protesta que exigía derechos laborales.

La huelga de este año también tiene una finalidad laboral: exponer la brecha salarial, la dificultad de las mujeres para ascender de puesto, las escasas horas que les dan a las que tienen un hijo a cargo, la injusticia de que si quieres ser madre no te dan el trabajo o lo puedes llegar a perder…

Esta huelga la tienen que hacer las mujeres; sin embargo, también pueden hacerla los hombres, aunque la comisión 8M explica que, si los hombres también hacen huelga, se pierde el sentido de la huelga feminista. Así que los hombres también pueden dar su apoyo a través de otras acciones, como cubrir a sus compañeras en el entorno laboral y estudiantil, encargarse del cuidado de menores, mayores o personas dependientes.

Así pues, las mujeres pretendemos conseguir la igualdad social y laboral con los hombres, porque todos somos humanos, y aunque sea difícil de lograr, a causa de algunas mentes machistas, ojalá algún día se consiga y la mujer esté valorada igual que el hombre.

miércoles, 28 de febrero de 2018

Excursió al cinema dels alumnes de Primer d'ESO del institut


Nuria Máñez Martín i Cristina Gardel Hernandez, 1er ESO F

Els alumnes de Primer d´ESO de l'IES L´Eliana han anat al cinema Albatexas de Valéncia a veure “Arrietty i el món dels remenuts”.

   El dia 21 de desembre les classes de 1rA , 1rB , 1rE i 1rF van anar al cinema Albatexas de València a vore la pel·lícula “Arrietty i el món del remenuts” amb la companyia d´algunes professores.
   La pel·lícula tractava sobre una família de remenuts, que eren unes persones de apenes 10 cm que vivien en una caseta oculta, baix de les taules del sòl de una mansió en el camp. Els remenuts tenien la norma de no deixar-se veure pels éssers humans, però la seua tranquil·litat es va acabar quan Arrietty és vista accidentalment per un xiquet que s'acabava de mudar, a causa de la seua delicada salut. Es va formar una gran amistat, al temps l´existència dels remenuts va ser perillosament amenatzada.
   El cinema era xicotet, però amb les butaques suficients per a tots els alumnes. Havia una bona visió des de tots els llocs. La pantalla era xicoteta però per al tamany del teatre estava bé. Les animacions estaven molt treballades però les de la cuinera donaven por i era molt lletja.
   La pel·lícula ens va agradar, era molt interessant i et mantenia tota la estona atent@, però el final no ens va agradar, esperaven una altra cosa.

lunes, 15 de enero de 2018

Trabajos premiados en el Concurso de relatos de terror


El pasado 20 de octubre el departamento de Castellano convocó, con la finalidad de fomentar la creación literaria entre el alumnado del IES L'Eliana, un Concurso de relatos de terror con motivo del Día de Difuntos o Día de los Muertos. El 17 de noviembre se produjo el fallo, y los trabajos premiados se publican a continuación.



El armario

Elia Ramí, 4º de ESO


   Mis manos empiezan a temblar. Siento miles de miradas encima de mí, miradas que, sin disimulo, me critican, al igual que los mil murmullos a mi alrededor que repiten esas palabras una y otra vez. Una y otra vez… Miro en torno una vez más. Hay siete camas, y de seis de estas aparece un rastro de sangre que acaba en un mismo sitio. El armario. 
 
   Han buscado a mis compañeras de cuarto por todas partes, pero no ha habido rastro de ellas; han intentado hablar conmigo, tampoco han encontrado lo que querían. Mi cuerpo está totalmente paralizado y lo único que consigo decir es “se lo advertí”. Ninguna otra acción aparte del temblor de mis manos sangrientas y repetir esas tres palabras. Quiero romper a llorar, quiero gritarles que yo no fui, sino que aquella extraña voz… 
 
   Un policía se dirige hacia mí, preguntándome lo mismo que los otros dos, sin tener ninguno de ellos un resultado. Lo único que consigo hacer es dar un par de pasos y sentarme en mi cama; al hacerlo vuelvo a sentir esa sensación. Va a volver, va a volver, va a volver… Son las tres palabras que repito continuamente. Mi cabeza va a estallar, necesito poder controlarme, moverme, hablar, no puedo dejar que vuelva a pasar de nuevo. 
 
   Ellas. Ellas eran quienes se reían y se burlaban de mí, por eso ahora todos creen que soy yo la culpable. Las palabras de antes eran verdad, les advertí de que venía, ellas solo se rieron, supongo que por eso sigo viva. También supongo que por eso no me arrepiento de haberme quedado quieta mientras arrastraba a cada una de ellas hacia ahí, con destino a ese espantoso armario antiguo. Se lo merecían, por todo lo que me han hecho. Aunque aún hay cosas que me asustan, que me tienen muerta de miedo… Me aterroriza no recordar cómo acabé con las manos llenas de sangre; ni cuándo llegó la policía; ni siquiera recuerdo quién la llamó. O esa voz escalofriante que provenía del mismo lugar donde desaparecieron mis compañeras, esa voz rota y profunda que solo logré escuchar yo, que, con solo un susurro, me hizo echar a temblar, pero a la vez era tan relajante; esa es la razón por la que no podía moverme. Todo mi cuerpo quedó dormido por esa voz...
   Los tres policías me preguntan una y otra vez quién fue, pero solo logro decir que va a volver; lo digo sin ninguna expresión en mi rostro. Cada vez me siento más saturada, mi cabeza está más y más confundida. Los policías no han hecho nada malo, no puedo dejar que acaben como mis compañeras; ellos intentan ayudarme… Vuelvo a sentir un escalofrío que recorre todo mi cuerpo, eso hace que deje de hablar y, actuando solo, mi cuerpo se levanta. Empiezo a andar dando cortos pasos, e intento pararme, gritar, avisarles, dar una mínima señal, pero mi cuerpo no responde. 
 
   Todos me miran justo cuando cierro la puerta de la habitación y me quedo estática, delante de ella. Nadie podrá abrirla, nadie podrá salir de aquí. Los policías entran en pánico e intentan apartarme como pueden, pero no lo consiguen… Este ya no es mi cuerpo, solo soy una observadora, y el nuevo inquilino no se va a mover por nada del mundo. Hagan lo que hagan, usa mi cuerpo para que él no salga herido, por eso sé que no va a dejar salir a nadie. Dejo de poner resistencia contra él, he estado igual de muerta que mis compañeras desde el principio, yo solo era un peón: vulnerable y fácil de manejar. Pero no he sido capaz de darme cuenta hasta ahora. Éste es mi final. Una gran sonrisa aparece en mi rostro, en ese preciso instante se oye el chirrido de la puerta del tenebroso armario. Ya está aquí.




El retrovisor


Alba Tamarit, 1º de Bachillerato
 
Despertó de un sobresalto y tiró el despertador al suelo. Ya era 24 de diciembre y habían de marchar hacia el pueblo de sus padres. Pedro solo deseaba que el viaje fuera lo más breve y llevadero posible. Sabía que las Navidades no iban a ser lo mismo ahora que no las pasaba con su esposa, tras su separación. Pedro mandó a hacer las maletas a su hija Aina, a la que tampoco le hacía especial ilusión pasar las navidades en Zaragoza y alejada de su madre. Ambos estaban de acuerdo en que no iban a ser las mejores vacaciones, pero disimularían frente a su familia. 
 



Tenían por delante unas cuantas horas de viaje en coche. Por la tarde salieron de Madrid y emprendieron el recorrido. El día había quedado bastante nublado, parecía hacer juego con su humor. Durante el trayecto no intercambiaron más de tres frases, ya que Aina prefirió dormir un poco. A mitad de camino Pedro decidió parar un momento para ir al baño. Vio una buena oportunidad en un pequeño bar de carretera que parecía solitario. Su hija seguía durmiendo y prefirió no despertarla ya que iba a tardar poco. Entró al bar y pidió un café para consumir algo. Mientras se lo preparaban, fue al servicio y, antes de entrar, se le cruzó una niña corriendo. Pedro paró en seco y sin dejarle tiempo a decir nada, la niña se le quedó mirando fijamente y le dijo:



-Cuando sigas el viaje, no mires hacia atrás por nada del mundo. 
 


Seguidamente sonrió y Pedro, un poco confundido, le devolvió la sonrisa y no quiso darle importancia pensando que eran cosas de niños. Cuando quiso darse cuenta, la niña ya no estaba y Pedro se dirigió al camarero y le preguntó por ella. Entonces el camarero le contestó:



-Disculpe, se habrá confundido. Aquí no hay ninguna niña. Usted es el primer cliente que hemos tenido esta tarde. 
 


Acto seguido, Pedro levantó la vista y, efectivamente, no había nadie más en el pequeño bar. No le dio más vueltas al asunto y se fue hacia el coche para retomar el camino. Aina siguió durmiendo, pero su padre se había quedado con un mal sabor de boca. Cuando estaban cerca de su destino, cruzaron por una carretera en bastante mal estado y deshabitada. Entonces Pedro empezó a escuchar unas voces extrañas, como un balbuceo difícil de descifrar. Miró por el retrovisor y divisó una figura detrás del coche. Parecía un hombre de mediana edad que lo miraba fijamente. Pedro se sobresaltó y pisó con todas sus fuerzas el acelerador. Unos 100 metros más hacia delante, pudo ver que la figura ya no estaba. Se intentó tranquilizar y puso la radio. 
 


Por fin llegaron a su destino, pero Pedro seguía intranquilo y no encontraba razón. 
 


Se instalaron en la habitación de un viejo hostal del centro de Zaragoza por temas de espacio, ya que la casa de los padres de Pedro era muy pequeña y ya habitaba bastante gente en ella. Padre e hija se arreglaron y fueron a cenar con la familia. El encuentro fue más agradable y ameno de lo que esperaban. Se pusieron al día de todo este tiempo en el que no se habían visto, cantaron villancicos y comieron turrones y polvorones hasta hartarse. Fue una cena navideña como cualquier otra, pensó Aina, aun echando de menos a su madre. Al acabar, regresaron al hostal y fueron a dormir como normalmente. 
 


Amaneció y Pedro se despertó antes que su hija. Volvió a empaquetar lo poco que había traído en las maletas y se fue a dar un pequeño paseo para tomar el aire mientras Aina dormía. Cuando estaba bajando por las estrechas escaleras del hostal se quedó admirando los cuadros que había ornamentando la pared. Pero su mirada se centró en uno en particular, una noticia de hacía unos 10 años, enmarcada. Describía un accidente que hubo por la zona con dos fatales muertes, pero no se podía leer con claridad. Pedro se quedó atónito cuando vio la foto que acompañaba la noticia, también vieja y emborronada. Era él. Aquella figura que vio en la carretera. Pensó estar volviéndose loco y entonces leyó una palabra en medio del ininteligible texto: “Cruce del molino”. Aquello no podía ser. Era ese mismo sitio donde había visto a aquel extraño hombre. Debía de estar autosugestionándose. Estaba pasando una mala temporada, pero nunca había llegado a ese extremo. Entonces fue rápidamente afuera del hostal e intentó calmarse. Dos manzanas después, encontró una pequeña cafetería con buen aspecto para desayunar antes de emprender el viaje de vuelta.



Se hizo medio día cuando padre e hija montaron en el coche y arrancaron hacia Madrid. Aunque a Pedro no le daba muy buena sensación, tomó el mismo camino que habían hecho en la ida, ya que era el más corto. Condujo tranquilamente, con música de fondo, mientras Aina, que esta vez no se había dormido, tarareaba todas las canciones. Pasó una hora cuando se acercaron a la zona en la que Pedro había tenido aquella extraña visión el día anterior. Empezó a estremecerse. ¿Cómo podía tener miedo a algo que no existía? No alcanzaron a pasar unos minutos cuando dirigió la vista hacia el retrovisor. Y, efectivamente, allí estaba. Se volvían a confirmar sus visiones. Un hombre alto y con rasgos que difícilmente se podían distinguir. Pedro aceleró con todas sus fuerzas. Las mismas voces le atormentaban la cabeza. Estaba aterrorizado. Pero esta vez la figura no se desvaneció. Le perseguía. No se despegaba de su lado. Le empezaron a venir imágenes de todo su viaje. Entonces volvió la cabeza para mirar detrás del coche y, sin apenas verlo venir ni tener tiempo de reaccionar, se despeñó por un terraplén.



Abrió los ojos y empezó a ver imágenes distorsionadas y poco claras. Una enfermera intentando hablarle. Unas luces y sonido de ambulancia. Un cartel del “cruce del molino”. Intentó levantar la cabeza y pudo ver a Aina tumbada en una camilla e inconsciente. Intentó gesticular, pero no le salían las palabras. La enfermera seguía tratando de hacerle hablar. Y, de repente, pudo ver otras dos figuras. El hombre agarrado de la mano de una niña. Aquella misma que había visto en el bar de carretera. Estaban quietos. Le miraban fijamente a los ojos. Pedro sintió una sensación que jamás había experimentado. Vacío. La nada. Se giró a ver a Aina, que seguía inconsciente. Cerró los ojos, dejó caer una lágrima y jamás volvieron a despertar. 




 La trampilla


Rebecca Pierce, 2º de Bachillerato

Está todo oscuro. No veo nada y tengo mucho frío. Me levanto y empiezo a tocar a mi alrededor. Sólo hay paredes. Una, y otra, y otra… Estoy en una habitación. Escucho goteras, hay humedad y las paredes están llenas de moho. Me toco la cara y noto algo en mis ojos… Me quito la venda. Ya puedo ver, pero sigue todo oscuro. Pido ayuda a gritos, pero nadie me oye. O sí, pero nadie me ayuda.


Estoy cansada, no noto mis manos del frío, me vuelvo a dormir. Pasan minutos, horas, días… no lo sé. Porque lo único que sé es que estoy aquí, sola y atrapada. Me despierto y todo sigue oscuro, más oscuro que la noche sin estrellas. Sigo sin notar mis manos y, ahora, tampoco mis pies. Vuelvo a pedir ayuda, nadie me oye. Decido levantarme, pero no puedo. Algo me está empujando hacia abajo. Algo está detrás de mí. Noto su respiración en mi nuca. Su risa susurrada en mi oído. Giro la cabeza rápidamente. No hay nadie detrás de mí. Nadie.


Se enciende una pantalla, y leo un mensaje: Huye por arriba o muere por abajo.

No lo entiendo, pero necesito salir de aquí. Miro arriba, veo una trampilla. Tengo que abrirla y escapar, pero la habitación está vacía. No puedo alcanzarla.

Empiezo a escuchar un tik-tik, tik-tak. Miro la pantalla una vez más. Veo un temporizador. Tengo un minuto. Tengo un minuto y una escalera metálica. Una escalera que antes no estaba aquí. La cojo, pero pesa mucho y me cuesta moverla. Han pasado 15 segundos.

La coloco debajo de la trampilla. Pongo mi pie descalzo en el primer escalón y empiezo a subir. Un pie, luego otro, y otro. El escalón está muy frío y oxidado. Me quedan 30 segundos. Es un techo muy alto y una escalera muy larga, pero ya casi estoy. Casi.

Me quedan cuatro escalones. Veo la salida, escucho la brisa nocturna. Ya casi y, de repente, ya no veo nada.

La habitación vuelve a estar completamente oscura. Me quedan 20 segundos. Sigo. Subo un escalón más, y otro. Me da un escalofrío. Está detrás de mí. Algo vuelve a estar detrás de mí. Noto su respiración fuerte y ronca. Mi corazón se acelera. Me coge de los hombros y me empuja.

Vuelvo a estar tirada en el suelo, y me duele la cabeza. Quedan 10 segundos y tengo que levantarme, pero no puedo. Está encima de mí. Está encima de mí y no me deja moverme. Lo intento, pero quedan 5 segundos.

4,3,2,1…

Ya no estoy tirada en el suelo. Ya no hay suelo. Estoy cayendo. Caigo y solo veo oscuridad. Caigo.
 

 

viernes, 20 de octubre de 2017

Two members of the English Department of IES L'Eliana attend the TeCoLa Seminar on Gamified Intercultural Telecollaboration for Foreign Language Learning at the University of Roehampton, in London


Inmaculada Martín and Ana María Dorado


Last Saturday 9th of September, two members of the English Department, Inmaculada Martín and Ana María Dorado, attended the TeCoLa Seminar at the University of Roehampton, in London.

We had been invited to this first TeCoLa Conference/Workshop by our ex-coordinator in the Spanish cluster of the TILA project, Sabela Melchor-Couto (*). And we were delighted to attend it face to face.

The Seminar, which focused on telecollaboration, gamification and virtual worlds for language learning and teaching, was aimed at secondary school and further education Modern Languages teachers. This event was funded by the European Commission and it was free of charge for all participants.



In July 2016, the European Commission accepted their proposal to fund a follow-up of the work undertaken in the TILA project on the use of telecollaboration for language learning and teaching. This new project, called TeCoLa, will run until 2019 and it focuses on gamification and virtual worlds.

The conference/workshop took place at the  University  of Roehampton on Saturday 9th September from 9.30 to 13.30. The event was also live streamed, so those who couldn't travel to Roehampton on that date were also able to follow the conference through their YouTube channel and to ask questions via chat. However, the hands-on workshop were only run for the face-to-face conference and were replaced with additional presentations for the audience following them online.


Participants could register for both modes of attendance at
http://www.tecola.eu/register/. And the event took place in Chapman Hall, in Queen’s Building. You can see the programme in the posters attached.

This conference/workshop was a good opportunity to meet the whole TeCoLa team, to learn more about the tasks that will be implemented with the students in TeCoLa and how gamification and virtual worlds can be used for language learning. 


NOTES:


(*) Dr Sabela Melchor-Couto, PhD, MSc, FHEA is a Senior Lecturer in Spanish in the
Department of Media, Culture and Language at the University of Roehampton, London.



LINKS:

Follow them on Twitter | Find them on Facebook.
Join their circle on Google+ | Connect via LinkedIn.
www.tilaproject.eu |
www.tecola.eu


https://sites.google.com/site/tecolaproject/home/gamifiedinterculturaltelecollaborationforforeignlanguagelearningseminar/


http://tecola.eu/streaming


https://youtu.be/4TCpmHzIvaE (Video in YouTube about the TILA project at IES L'Eliana, 2014-2015)